En este espacio le informamos de los procedimientos a seguir para realizar la venta de su inmueble:

Decidir poner un inmueble a la venta atiende a numerosas necesidades. Es importante analizar la situación inicial para fijar unos plazos apropiados ya que el proceso puede llevar varios meses.

Lo primero es definir el precio de venta del inmueble, contar con la ayuda de un profesional le ahorrará tiempo y esfuerzo ya que conocemos el mercado inmobiliario de la ciudad, tanto los pisos que hay en venta, como los que ya se han vendido. Nuestro asesoramiento gratuito contrastará sus necesidades económicas y personales con las posibilidades reales de venta, con el fin de que tome la decisión más acertada y beneficiosa para usted.

Una vez acordado el precio, hay que reunir la documentación necesaria para vender un inmueble:

  • Escritura o título de propiedad.
  • DNI original del titular o titulares de la vivienda.
  • Certificado de la comunidad de vecinos al corriente de pago y derramas.
  • Último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (Contribución).
  • Últimos recibos pagados de la hipoteca o la escritura de cancelación de la misma.
  • En su caso, certificado de derramas pendientes de pago en la comunidad de propietarios.
  • Plano de la vivienda si lo tiene.
  • Últimos recibos de las compañías de agua, gas y electricidad.
  • Certificado energético de la vivienda.
  • En este punto, firmar un encargo de venta con el agente inmobiliario es importante para delimitar los parámetros de la venta y para dotarle de la autorización necesaria mediante la que publicar el inmueble.

Le proponemos algunos consejos para llevar a cabo la venta, cosas sencillas que están en su mano y que siempre resultan positivas.

  • Hacer pequeños cambios o reparaciones básicas para atraer al posible comprador.
  • Quitar muebles innecesarios para que el espacio sea más diáfano, instalar bombillas de máxima potencia para iluminar y dar amplitud o revisar que todos los grifos y las instalaciones eléctricas funcionen correctamente.
  • Arreglar lo que obviamente está estropeado, por ejemplo, si las habitaciones están pintadas con colores brillantes habría que darles una capa de pintura de color neutro.
  • Limpiar el jardín o dejar el vestíbulo lo más acogedor posible. Espacios limpios, organizados y no sobrecargados producen sensación de amplitud.
  • Abrir las persianas y cortinas para que entre la mayor cantidad posible de luz.
  • En pisos deshabitados, tener algún ambientador o dejar correr el agua para evitar malos olores.


Juventud
Dinamismo
Trabajo diario
Fiabilidad

Contáctanos

Avda. del Atance, 13
19005 Guadalajara

javierpinilla@fincaurbana.es

949 49 04 69

© 2019 - Finca Urbana. Realizado por DosPZ
Utilizamos cookies propias ó de terceros para mejorar la experiencia de navegación en la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Accept  More information